El límite entre la tristeza y la depresión

El límite entre la tristeza y la depresión

28-08-2021

Resulta frecuente que la tristeza sea confundida con una depresión. Sin embargo, ambas situaciones tienen marcadas diferencias. El psicoterapeuta Guillermo Cruz, en su artículo titulado  “De la tristeza a la depresión” detalla que mientras la primera no es más que un episodio, la segunda es algo mucho más complejo y su diagnóstico requiere de semanas de ciertos síntomas, signos identificados y un desequilibrio en los neurotransmisores. Otra característica diferencial es que, por un lado,  la tristeza significa sentirse afligido o apesadumbrado y, por el otro, la depresión es un síndrome caracterizado por una tristeza profunda.


La tristeza no es tan prolongada. Aparece en forma de un malestar y es ocasionada por algún evento adverso previo.  Esta funciona como propulsor de un proceso de reestructuración o de readaptación del individuo. No obstante, actúa de forma distinta en cada persona debido a que todos poseemos un temperamento, manera de afrontar las situaciones y tolerancia a la frustración diferente. La tristeza es un sentimiento básico de todo individuo, pero si se sale de control se vuelve patológica. Por ejemplo, aquí entra a tallar un concepto denominado la “impotencia aprendida”, esta implica pensar que, hagamos lo que hagamos, no se solucionará nada. Cuando la impotencia aprendida genera desánimo y tristeza de manera persistente, esta puede conducir a una depresión.


En concreto, la tristeza es un sentimiento que genera emociones adversas por el mal ánimo preponderante, pero esto no necesariamente implica que la persona se encuentre deprimida.



La depresión es un problema de salud mental y física que se apodera de la persona cuando no halla la manera de afrontar las adversidades cotidianas. El individuo le quita valor a sus capacidades y llega a un estado de desesperación, la cual produce una actividad psicomotriz lenta o agitada. Entre los síntomas claros y observables de la depresión están el aislamiento social, el insomnio, la perturbación del apetito y más. En estos casos se recomienda conseguir ayuda de un especialista.


En caso estés atravesando por un episodio de tristeza, en Sanar, te recomendamos algunos tips:


  1. Evita aislarte, pasar tiempo con tus amigos o familia logrará distraerte. 
  2. Realiza alguna actividad de tu agrado, alguna que te haga reír.
  3. Practica algún deporte o actividad física
  4. Llora y desahógate, no reprimas la emoción.
  5. Sal a dar una vuelta por algún lugar que te guste.



Tags:

Salud

salud mental

Compartir por: