Artículo de Opinión: La importancia de las iniciativas sociales en temas de salud mental

Artículo de Opinión: La importancia de las iniciativas sociales en temas de salud mental

09-05-2022

En el Perú, es evidente la brecha que existe respecto el acceso a salud mental donde hasta el 2019, el MINSA destinó menos del 2% del presupuesto a la salud mental de los peruanos. Ante el estado de emergencia por la COVID-19, gran parte de nuestra población tuvo que enfrentarse a cambios abruptos en su vida, despidos masivos, duelos, violencia de género e inestabilidad política, económica y una gran crisis sanitaria. Todo ello a la vez y desde una cuarentena obligatoria, nos permitió dirigir el foco a una problemática presente desde hace muchos años; pero desatendida: el Perú se encuentra en una crisis de salud mental.


En octubre del 2020, se planificó invertir 551 millones de soles en salud mental. Si bien podemos identificar mayores esfuerzos, estos aún no pueden responder a la emergencia de la problemática a la que nos enfrentamos. Quien recibe atención psicológica, necesita que este sea un espacio seguro y continuo, basado además en las características de cada paciente. Sin embargo, debido a la alta demanda en el sector público y al limitado personal, ello no es posible, dejando en evidencia una cantidad de procesos psicológicos interrumpidos. Ello es poco favorable, ya que a pesar que una persona puede padecer de un malestar psicológico y busca mejorar su calidad de vida, encuentra muchas barreras para tener un proceso ético y digno, teniendo que abandonarlo. De este modo, el deterioro en la salud mental de estas personas seguirá en aumento, incrementando el riesgo a desarrollar mayores complicaciones y afectar su capacidad para desarrollar su vida de manera adecuada.


En consecuencia, colectivos y organizaciones sin fines de lucro se han orientado al mismo objetivo: la salud mental debe ser un derecho y no un privilegio. Estos colectivos, son diversos, pudiendo enfocarse en la prevención, la promoción de la salud mental y/o mitigación de la afectación en la salud mental a través de la atención psicológica. El rol de estas organizaciones es crucial, ya que no sólo disminuye la población en riesgo, sino deja un precedente respecto a la importancia de comprender la salud desde una mirada integral. Es decir, no podemos hablar de salud sin salud mental. Ello también nos abre camino a desmitificar y romper tabúes respecto a esta, normalizando los diferentes procesos de nuestras vidas y buscar ayuda profesional cuando lo necesitamos.


En este sentido, Sanar surge como una propuesta destinada a quienes buscan mejorar su calidad de vida. Sabemos que durante la cuarentena obligatoria, las instituciones estatales encargadas de la atención psicológica se enfrentaron a grandes complicaciones. Por ejemplo, los procedimientos para obtener una cita implican semanas de espera, generando que exista un tiempo excesivo entre una cita y la otra. Además, los horarios y medios de transporte presentaban una importante limitación. De este modo, gracias a los esfuerzos del equipo, una plataforma virtual fue creada con la posibilidad de encontrar al terapeuta más adecuado que pueda responder a las necesidades de cada persona. En la misma línea, sabemos que la pandemia impactó gravemente en la estabilidad económica de los Peruanos, reconociendo la pobreza como otra secuela de esta. Entendemos que no todos pueden optar por la consulta privada. Como solución a ello, cualquiera que lo necesite, puede ingresar a la plataforma y obtener un número limitado de sesiones gratuitas de acompañamiento psicológico, con la posibilidad de convertirse en un proceso terapéutico a costo social, ajustándose a la condición de cada persona. Lo antes mencionado responde también a la urgencia de muchos jóvenes que no cuentan con los ingresos suficientes para poder trabajar en su salud mental, pero identifican cierto malestar psicológico. Sin duda, es una oportunidad para hablar de humanidad ante una realidad totalmente nueva para muchos y que aún sigue en transformación, hemos atravesado por demasiado y es necesario un espacio para elaborarlo. 



De este modo, podemos comprender que la salud mental tiene un rol fundamental en nuestra calidad de vida. Por ello, organizaciones sin fines de lucro destinadas a la atención psicológica y promoción y prevención de la salud mental nos enseñan a no detener nuestros esfuerzos por convertirnos en una red capaz de trabajar de forma integrada para generar un impacto en la sociedad y liberarnos de estereotipos y prejuicios respecto a esta. Sin duda trabajar en conjunto es la mejor solución para mirar esta problemática que ha ido complicándose con los años. Ninguna persona debe acostumbrarse a vivir con dolor por falta de recursos para acceder a un proceso psicoterapéutico adecuado que responda a sus necesidades.




Tags:

crisis de la salud mental en el perú

problemática de salud mental

organizaciones sociales

Salud mental

Compartir por: